Overblog Suivre ce blog
Administration Créer mon blog

  • Club thérapeutique de Saumery

INTER-CLUB / T.R.U.C.

Le sourire...

...

Articles Récents

 

 

 

 

 

  

11 avril 2017 2 11 /04 /avril /2017 23:07
Circulaciones y colectivos transatlánticos, una propuesta de redes terapéuticas

 

 

Revista Topía Abril 2017, Argentina – n°79

 

Circulaciones y colectivos transatlánticos, una propuesta de redes terapéuticas

Gloria Silva - Luis Tomé

 

Los diversos modos de circular favorecen los encuentros. Es uno de los modos de trabajar que compartimos entre la Asamblea de la Comunidad Terapéutica de Peñalolén - CTP (Chile) y el Club Terapéutico de Saumery (Francia), desde 2006, con fundamentos compartidos: ambos son pensados como organizador del ambiente, lo cotidiano, talleres, acompañamientos y otros grupos. Trabajan en la acogida y lo singular de cada momento e historia, la continuidad de la vida y los cuidados. Facilitan la circulación del dinero, de palabras y deseos para hablar, también, de dificultades y responsabilidades.

En el contexto de condiciones sociales, históricas y políticas, permite que cada una de las historias se colectivice y transforme en intersubjetividad.

Tanto el club como la asamblea tienen singularidades en sus historias y desarrollo. Por ejemplo, Oury trabajó en Saumery entre 1949 y 1953, pero fue sólo en 1977 que se dieron las condiciones para la creación del club. El club es una organización sin fines de lucro, reconocida por el Estado,  cuyo consejo de administración, por decisión de este Club, está formado paritariamente por 7 terapeutas y 7 usuarios elegidos por los miembros del club. Los objetivos son : ser un ensayo para la vida cotidiana, donde ocurre auténticamente la socialización, la responsabilidad y el devenir sujeto.

La asamblea de la CTP existe desde 1988, cuando comenzó la Comunidad. Es el « corazón » de nuestra Comunidad. La asamblea ofrece oportunidades de desarrollo identitario y de las ideas, compartir de una manera genuina, apoyar, relevar. El colectivo soporta y trabaja el sufrimiento de mejor manera que individualmente.

 

Los fundamentos compartidos. En la base de los encuentros e intercambios está la visión de sujeto (persona, grupo, colectivo), la representación de la locura, la humanización, libertad, diversidad, responsabilidad, solidaridad, ciudadanía y dignidad. No hay en esta puesta en común pretensiones de dictar un modelo universal para relacionarse, para abordar el sufrimiento mental, o para sanar. Tampoco por hegemonizar los modos de vida, pensamiento o de hacer las cosas. Relevamos las diferencias. Es con una perspectiva de proceso dinámico donde podemos dar cuenta de los aprendizajes colectivos, de los intercambios de ideas, experiencias, basados en un profundo respeto por la singularidad e identidades.

Compartimos también que los intercambios nos permiten colectivamente y de manera crítica, resistir a la “normalización” y banalización de la vida cotidiana de las personas.

 

El intercambio. Comenzó en 2006. Muy simple, conocerse. Cartas, mail. Las formas se diversificaron: música, recetas de cocina, fotos. Rápidamente el sueño de encontrarse apareció, pudo ser dicho y trabajado como deseo. Los franceses viajaron con la compañía de la asamblea por Valparaíso, Santiago, valle del Elqui en Chile, en octubre de 2009. En 2014, la experiencia gemela: el grupo de Chile viajó a París, Blois, la Rochelle en mayo, acompañados del club. Para el 2018, el proyecto es ir juntos a Chiloé en Chile.

 

Estos 10 años han significado transformaciones de quienes intercambiamos directa e indirectamente y la consolidación de vínculos basados en el respeto a la diversidad cultural y a la condición de sujetos. Hemos podido, por ejemplo, trabajar de maneras diversas el miedo a las dificultades y a las diferencias. Dos hombres, 60 años de edad, no hablan el mismo idioma. Son amigos porque han intercambiado por años a través de cartas, fotos y mail, momentos de sus historias personales han sido generosamente compartidos, junto con sus dificultades, qué hacen, sus deseos y miedos. Uno de ellos sentía miedo de no poder hablar con su amigo cuando se encontraran cara a cara, por el idioma.

En su reencuentro en París el 2014, estaban muy emocionados, cada uno deseaba hablar con el otro, pero el idioma era una barrera. Cada uno lo expresaba a través de sus referentes. Y en la terraza de un café de Pigalle, muy naturalmente y apoyados por un monitor ubicado entre ellos, en segundo plano, les fue posible hablar de los recuerdos, de la alegría de encontrarse y de caminar en una ciudad que descubren juntos.

Estas relaciones transatlánticas abrieron posibilidades de múltiples transferencias, entre usuarios/as, entre profesionales, entre usuarios y profesionales. Varias idas y vueltas, un canal abierto, donde nos hemos encontrado con otros grupos y se interesan por intercambiar y el sueño de viajar para encontrarse.

Los talleres Chile – Francia y el inter-club son pretextos para un movimiento de los deseos en cada lugar. Para encontrarse con el otro y para resistir juntos.

Sostener estas relaciones ha requerido mucha creatividad. Crear y soñar implica distanciarnos de “lo establecido” y los estándares normalizadores propios de la sociedad en que vivimos.

 

El movimiento genera más movimiento. La preparación de cada viaje ha significado entablar o retomar relaciones dentro del propio país, además de estar en constante diálogo entre los talleres del club y de la asamblea. Conversar y tomar acuerdo acerca de qué lugares visitar, cuántos días, ajustar los ritmos de cada día, y contrastar con la “realidad”, con las condiciones materiales, tensionar y respetar códigos culturales, disponernos a conocer con respeto las costumbres, necesidades, deseos, preocupaciones. Y siempre de estos encuentros surge como tarea ir al encuentro con las embajadas, las y los colegas, los amigos, el gobierno local.

La preparación significa también búsqueda de financiamiento, para viajar y para acompañar el viaje. Ambos colectivos generan instancias para reunir fondos y difundir la experiencia, en distintos niveles. Ventas de objetos (postales, bolsos, grabados) en exposiciones, presentación del film Amistades Transatlánticas, encuentros abiertos a la comunidad (almuerzos), gestión de recursos con otras instituciones, con familiares, universidades.

 

 

Amistades transatlánticas. [1] Uno de tantos registros. Durante el primer viaje se tomaron más de 12 horas de video y cientos de fotos.

La idea era transmitir experiencias de hermandad, de creación de lazo y reencuentros después de 3 años de trabajo. Al volver a Francia, junto al taller video realizaron un montaje durante 9 meses, cuyo resultado fue el filme que dura 50 minutos. La difusión se ha hecho en Francia y en Chile. En Francia se presentó en un ciclo de video organizado con el cine de Blois; también en un liceo que se interesó por viajar a Chile, con presencia de alumnos, familias. En Chile, el filme nos permitió socializar la experiencia de intercambio con amigas, amigos, universidades, familiares, personas que trabajan en salud y nuevas personas que integran la asamblea.

Para noviembre de 2016 el filme será presentado en el Festival de Video en Salud Mental, que reúne experiencias internacionales en París.

 

El Inter-club.

Desde 2010 se crean en Francia lazos más fuertes entre los clubes terapéuticos de Loir-et-Cher. Desde ahí se genera más movimiento materializado en más encuentros. El 1º forum ( 2015) organizado por el centro Artaud de Reims va consolidando el deseo de encontrarse, acoger la diversidad y favorecer la circulación entre estos colectivos.

Itinerancia. Saumery propuso que la organización del Forum fuera relevada, como una forma de circulación. Organizó el 2º forum (2016) para continuar el desarrollo de redes y defender el principio de ciudadanía. Estos encuentros, como todo proceso, se van complejizando año a año. El 2º forum planteó el “compromiso” como tema a desarrollar.

En los dos forum, la Asamblea de Peñalolén tuvo oportunidad de estar presente y ser representada a través de textos leídos por integrantes del Club de Saumery. Este vínculo con Sudamérica se consolida en el 2º forum a través de la radio Colifata que transmite el encuentro vía FM y streaming.

 

Nuevos desafíos.

Continuar los forum (el 3º en París, 2017) y ampliar la participación de redes latinoamericanas.

Reflexionar más concretamente la idea de federación nacional e internacional.

Ya están en desarrollo varias reuniones entre clubes y mensajes colectivos entre clubes y asambleas en Sudamérica y Francia.

Sostener el compromiso del reencuentro el 2018 en Chile. Este nuevo proyecto tuvo un primer lanzamiento, en la fiesta de La Borde en agosto del presente año. Relanzar la idea consiste en relatar parte de la experiencia del encuentro, de la amistad entre ambos lados del Atlántico. Una pequeña exposición y venta de postales con fotos de dibujos, grabados y esculturas de los talleres, acompañada del grupo que desea viajar e ir al encuentro de sus amigos chilenos.

Otros colectivos dan cuenta que estos intercambios son posibles y ofrecen posibilidades de nuevas, diversas y múltiples referencias. Sabemos que en lo colectivo se resiste mejor, se generan más ideas, se encuentran distintos puntos de vista que nutren las discusiones y enriquecen las cotidianidades.

Finalmente, nos parece importante compartir y transmitir entre los dos lados del atlántico e invitar a otros países a estas experiencias de lazo social, con profundo respeto por las identidades y con la diversidad como valor central de estos encuentros.

 

Octubre 2016

Gloria Silva, Terapeuta Ocupacional CORDES Comunidad Terapéutica de Peñalolén; Académica Departamento de Terapia Ocupacional Universidad de Chile.

Luis Tomé, Enfermero y Monitor en la Clínica de Saumery y vice-presidente del Club Terapéutico de Saumery – Francia

 


Circulaciones y colectivos transatlánticos, una propuesta de redes terapéuticas
Repost 0
Published by Club thérapeutique de Saumery - dans Inter-Club
commenter cet article